miércoles, 12 de julio de 2017

Tagarotes en el nido.

Durante ocho años he seguido este nido de halcón tagarote (Falco peregrinus pelegrinoides) y no fue hasta que comprobé que desde un determinado punto no le hacía daño cuando empecé a hacer fotos. Efectivamente, observaba como los caminantes pasaban por un punto muy próximo y los halcones, a más de 200 metros, en un acantilado marino de 100, ni se inmutaban. En este caso no se trataba de evitar las molestias sobre los animales, sino de ocultarse de los senderistas para evitar atraer su atención sobre el nido.

Debido a esa distancia tan enorme, tuve que utilizar 1.200 mm de longitud focal y después recortar la foto a la mitad- Por eso y por la gruesa capa de aire cargado con spray marino es por lo que la calidad de las fotos es tan escasa. A pesar de todo, es una experiencia muy bonita y aquí comparto algunas imágenes para que se hagan una idea del desarrollo de los pollos y los cuidados que le dispensan los progenitores. Como se puede ver en las fotos, el nido es una oquedad en el acantilado marino sin ningún tipo de recubrimiento. Me resultó curioso que las presas que los padres aportaban para la alimentación de los pollos después se las llevaban a medio devorar, aparentemente para terminar de alimentarse ellas. Aunque pusieron cuatro huevos, el siete de marzo no había eclosionado más que tres (uno no prosperó). Los primeros vuelos se realizaron el 14 de abril y ahora mismo están sobrevolando el hábitat donde nacieron hasta que, en septiembre, busquen nuevos territorios donde tener su prole.

Obviamente las imágenes han sido obtenidas con los permisos correspondientes y aplicando los principios éticos a rajatabla.


Pollos con 19 días.

Pollos con 19 días

Pollos con 26 días

 Pollos con 26 días

 Pollos con 36 días.

Pollos con 36 días.

Pollos con 36 días.

Juveniles con 42 días.

Juveniles con 42 días.



martes, 20 de junio de 2017

Hijos del viento

El halcón tagarote o de Berbería (Falco peregrinus pelegrinoides) es junto con su primo el halcón peregrino, el ave más rápida del mundo. Realmente es el animal que a más velocidad se desplaza. Sus picados, cuando andan de caza, son realmente espectaculares y eso se refleja en la ahusada morfología de su cuerpo.

Durante los últimos años esta especie se ha recuperado gracias a las medidas de conservación que se están aplicando y a la colaboración de la población canaria, pero desde luego que aún está muy lejos de sus densidades iniciales, máxime cuando sus potenciales presas han proliferado. No solamente las palomas, sino también las tórtolas turcas, sobre las que ejerce el debido control sanitario por eliminación de las enfermas o más débiles.

Fotografiar a estos bólidos aéreos no resulta fácil, primero porque viven en cortados y riscos poco accesibles y segundo porque su velocidad de desplazamiento es muy elevada, con quiebros y picados poco predecibles. Total, que el sistema del autofoco se tiene que aplicar a tope y ya mantenerlos en el visor no es fácil. Con todo, creo que no son malos resultados del todo lo que les presento, aunque obviamente muy mejorables.






jueves, 8 de junio de 2017

Visiones complementarias

Y más pardelas..., pero diferentes escenas. En esta ocasión les muestro fotos de las dos últimos embarques que he realizado para fotografiar pardela cenicienta. He tomado como planteamiento captar otras "visiones". Me explico, muchos aficionados se conforman con captar el animal y ahí se quedan, como ya he aclarado en alguna otra ocasión creo que hay ir un poco más allá y tratar de documentar, ilustrar, capturar o como quieran llamarlo, la vida y milagros del animal.

En esta entrada podrán ver escenas donde el animal está pescando en plena mar, con fondos de montaña, incluido el Teide, el animal volando enmarcado con estratos volcánicos, con las agregaciones que se forman a últimas horas de la tarde (balsas), primeros planos volando, potenciales fuentes de impactos como urbanizaciones, barcos deportivos, etc. En definitiva, tener una visión más completa de los comportamientos y circunstancias que conforman la vida del animal.

Finalmente quiero agradecer al colectivo Amigos de las Pardelas y a Roberto, el patrón del barco por las facilidades que me han dado para realizar estas y las anteriores fotos de pardelas que he compartido en este blog.