viernes, 13 de julio de 2018

Pico de coral

El pico de coral o estrilda común (Estrilda astrild) es una especie del África Subsahariana de apenas 12 cm de longitud que desde ya varios años ha invadido las islas Canarias. Con toda probabilidad los ejemplares que ahoran vemos son descendientes de escapes de animales mantenidos en cautividad para ornato. Ahora invaden parques y jardines y compiten por el alimento (granos) con muchas especies nativas, además de actuar como dispersor de semillas pertenecientes a especies exóticas. Todo se une.

No cabe duda de que sus brillantes colores lo hacen un animal muy llamativo (de ahí su uso) y que sus alegres bandadas ponen una nota de alegría en los entornos urbanos, pero no es menos cierto que a la larga su carácter de especie invasora nos acabará pasando factura.

Durante la sesión fotográfica pude observar con que mimo y cuidado estos ejemplares se acicalaban unos a otros. Estaban refugiados entre la vegetación y se sentían muy confiados y seguros, a pesar de la mirada indiscreta del fotógrafo y algún que otro disparo de flash para rellenar con luz ciertas sombras indeseables.










viernes, 29 de junio de 2018

Crianza de tagarotes


Colgado de un acantilado a casi un centenar de metros, este nido de halcón tagarote nos ofrecía una oportunidad de fotografiar la vida familiar de la especie y poder compartirla con ustedes. La distancia al nido era de unos 100 metros,  como la mitad de nuestra entrada del año pasado, con lo cual la capa de aire era menor, pero por contra teníamos que el nido sólo era iluminado directamente por el sol al mediodía (una luz muy dura), máxime cuando los blancos de las deyecciones acentúan los contrastes con la lava negra. En consecuencia, las mayoría de las fotos fueron tomadas con sombra completa.

La cronología de la crianza se detalla en el pie de las fotos, de manera que pueden ser testigos privilegiados de como han ido creciendo los pollos de esta noble especie. Lamentablemente, al menos uno de ellos no prosperó: desde que tenía dos semanas se notaba una malformación en el pico y con frecuencia no tenía los ojos bien abiertos. Alguién me comentó que a veces se contagian con las enfermedades que traen al nido las presas que aportan para su alimentación los padres, especialmente de las palomas cimarronas.

Todas las fotos fueron obtenidas respetando el código ético de AEFONA (de la que soy miembro) y con los permisos administrativos correspondientes del Gobierno de Canarias por razón del nivel de protección que tiene la especie.


El nido de estos halcones es una plataforma rocosa con unos pocos palos. El adulto protege amorosamente a un pollo de una semana de vida.


 Con una semana de vida este pollo se arrima al pecho del adulto para no perder calor.


Con dos semanas los pollos se pueden erguir, pero apenas se pueden poner de pie. Observese la diferencia de tamaño entre los dos sexos (la hembra mayor).


La hembra ceba a sus pollos con una presa recientemente cazada.


El aterrizaje del adulto en el nido siempre es espectacular y provoca la algarabía de los pollos.


Crías de cuatro semanas ya han perdido el plumón y muestran el plumaje casi final.


Los juveniles (a seis semanas de nacidos) en las proximidades del nido.

Un juvenil ejercitando sus alas en las proximidades del nido. Minutos después emprendió su primer vuelo.

martes, 5 de junio de 2018

Halcón tagarote

No es la primera vez que tratamos esta maravillosa especie. Si bien es cierto que las rapaces en general son magníficos ejemplares, los halcones con su cuerpo fusiforme, su penetrante mirada y su diseño cromático son fascinantes.

Este halcón tagarote tenía su territorio en un acantilado marino de unos 200 metros de altura en Agaete, en la costa occidental de Gran Canaria (islas Canarias). Sus vuelos acrobáticos nos acompañó durante parte de marzo, abril y mayo.

Para obtener las imágenes no había otro camino que utilizar una gran longitud focal (900 mm) y mucha constancia. Un importante handicap era que por el acantilado subía una brisa enrarecida por el spray marino, que unido a la gruesa capa de aire producía una importante rarefacción atmosférica. Sólo en un par de ocasiones se posó relativamente cerca de nosotros y pudimos hacerle algunas fotos de más calidad.